Chema Postigo. El varon que hizo esfumarse su corazon

Para terminar, Ahora poseemos el texto historia acerca de mi marido en la imprenta. El 25 de noviembre sera la presentacion en Barcelona asi­ como el 28, en Madrid. Despues iremos a mas lugares: Pamplona, Sevilla… Jaume Figa, cronista, ha hecho un muy buen trabajo que me ha gustado bastante. Os camino parte de la introduccion, para que os animeis a leerlo tan veloz como llegue a las librerias. Os gustara:

Y al final llego tarde…

A Chema no le gustaba llegar tarde a misa. Eso, si uno se lo propone, nunca parece ser especialmente dificil. Por lo menor, nunca tendria por que serlo. Sin embargo, Naturalmente, En Caso De Que bien nunca va a depender unico de ti, sino de 1, 2, 3… hijos que van ampliando la clan, por lo tanto llegar puntual es ya otro cantar. Asi­ como los domingos, iba toda la troupe a misa. Juntos. Generalmente, a la iglesia de su barrio. La oportunidad al mes, a la de Montalegre, en el barrio escaso barcelones de el Raval. Sobre su hogar alli, en carro, puede haber quince minutos, o veinte, si me apuras. Ellos salian con tiempo: una hora anteriormente, “que papa quiere regresar puntual”. Luego, Chema iba a ver a su amigo Claudio, que reside en esa region, pegada al corazon sobre la Ciudad Condal. Asi­ como se llevaba an alguno de sus hijos chicos, con el fin de que “tocaran” la pobreza y aprendieran a valorizar lo que tienen. En ocasiones, les cantaban. Claudio reside con su chica. Le atropello un tranvia y no ha transpirado quedo manco sobre un brazo y no ha transpirado dispone de fuertes dolores de espalda desplazandolo hacia el pelo cervicales. Quizas por eso Chema –que, desde joven, debido a un accidente de coche, tuvo gran cantidad de dificultades sobre espalda– se solidarizaba con el. Y no ha transpirado hablaban. Asi­ como se consolaban mutuamente. Realmente, Chema le hacia pasar un rato grato, haciendole relegar las penas. Mientras, los ninos, estarian por alli, molestando la mayor pieza de el tiempo, No obstante su padre sabia que eso les serviria. Porque en el Raval sobre Barcelona se toca, de certeza, la pobreza. La miseria, a veces.

Aunque ese domingo, Chema nunca se presento a la cita con Claudio. Y tampoco respondia al telefono: varios intentos, pero ninguna cosa. Hasta que atendio alguien sobre la familia: “Chema se ha ido al Cielo”. “No entendia ninguna cosa –me conto la femina sobre Claudio, desconsolada–: no hacia abundante que habia estado con nosotros, y ninguna cosa presagiaba que tuviera que fallecer”. Un cancer fulminante de higado, con inteligencia en las vias biliares, metastasis en los pulmones asi­ como trombos por cualquier el organismo: alguno, extremadamente cerca del corazon.

Bastaron escasamente dos semanas con el fin de que todo terminara, desde el conclusion Incluso la partida definitiva

Ingreso en el santo Corazon sobre Jesus, un viernes. una vez que el podcast Al jueves siguiente, 23, el resultado definitivo no fue nada prometedor. Esa noche, un sms: “Chema, te seguire encomendando extremadamente especialmente. Un fuerte abrazo. Pablo”. Ahora no hubo replica (…). Tsunami de oraciones: Rosa, la encargada de llevarle al gloria, igual que dira mas de una ocasii?n su marido, on fire. Triste, claro. No obstante serena. “Chema se muere; le quedan dias. Dispone de el higado, las pulmones… posiblemente le tengan que sedar pronto”, escribe en un mensaje. Aunque infundiendo tranquilidad. “?Mentira!”, gritaba un amigo al enterarse. “–?No es realidad! ?Es una putada! ?Ya se han muerto tres hijos asi­ como, Actualmente, arriba esto!… –Bueno, Santi, si te gustaria entrar, relajate; Hoy, lo que necesitamos son animos”, le responde la novia. Mas tsunami. Las redes sociales hacen el resto. Sobre cualquier el universo. Pero nadie se lo acababa de imaginar: ?Iba a dejar, Dios, dejar viuda a la mujer, con quince hijos? ?Puede igual de nefasto funesto?

Chema fallece a primera hora de el 6 sobre marzo, lunes, once dias despues. Fecha aciago, sin embargo el amanecer presagiaba un sol radiante. Desplazandolo hacia el pelo de este modo fue: las contrastes sobre la Voluntad Divina. La Providencia, en la cual tanto habia depositado el su confianza (…). Mn. Manel, esa manana sobre sol, celebraba la Misa sobre 10h. Ahi estaba pieza de la clan. “He conocido abundancia sobre personas a lo esplendido de mis cuarenta anos de sacerdote; muchas de ellas eran buenas; algunas, bastante buenas… Pero Chema era especial; su bondad, su entrega, su aptitud sobre intentar, su inquietud por las otros… Creo que no he acreditado a ninguna persona igual que el”. En la Consagracion, alzando A nuestro Senor, se echo a sentir.

A Chema no le gustaba llegar tarde a misa, decia. Hasta se enfadaba, cuando no era puntual. Sin embargo ese dia si llego tarde. Del velatorio –en casa– a Santa Maria de el Mar. Habia que bajarlo: 2 pisos. Recoveco de la escalera (…). “?Ay, Chema! Exacto el dia de tu funeral vamos a llegar tarde”, se lamentaba su esposa, su amiga, su amante, durante mas de 25 anos de vida.

Cualquier el mundo estaba ahi, en la “Catedral de el Mar”, esperando. A las 11h de la manana: se repartieron 5.000 rosarios, que se sumaban a otros 5.000 del velorio. En la avenida, justamente ese conmemoracion habia una huelga, o una cosa de este modo, desplazandolo hacia el pelo estaba impracticable. “Nos abrieron la avenida especial: policia, el auto funebre, mas la furgoneta asi­ como un carro, con todo el mundo nosotros”. Llegaron media hora tarde. “Pero me puse contenta, por motivo de que se habian rezado dos rosarios en el templo”. Miles de seres dirigiendose a la Virgen: sigue el tsunami. A Chema Ademi?s le habria gustado, a pesar de cualquier.

“Ahi hemos tocado el Cielo”, me dijo mas de individuo desplazandolo hacia el pelo pensarian todos. Jaime, el pequeno sobre la clan Postigo Gomez: “Esos dias han sido duros, aunque el sumario sobre muchisima gente es que lo recordamos igual que un instante bonito. Lo pasamos bien por motivo de que vimos la forma sobre asimilar la homicidio: no unicamente la vimos, la vivimos”. Mas contrastes.

A las once asi­ como media, entraba el feretro. a los dos lados, la prole, cada individuo con la piropo blanca, llevaban a su padre en una iglesia, por ultima ocasion. Como ayer, que se ayudaba de alguno sobre sus hijos, porque tenia bastantes dolores, asi­ como los disimulaba apoyandose en ellos. Rosa cierra la comitiva, vestida de rosado. Silencio atronador en la basilica. Nada de sable: “Paz y no ha transpirado dolor que te da la fe vivida, que no seri­a improvisada… cuando la vida te da un palo, y no ha transpirado otro… tienes callo, pero te levantas”. Las contrastes divinos.

Enfrente de el santuario Tenemos un restaurante. Uno de los camareros alucina con lo que percibe. “–En mis treinta anos de vida que llevo aca sobre servicio, De ningun modo habia visto un funeral mismamente; ?de que personaje significativo se intenta? –?Importante? No, ninguna persona significativo: un pater sobre familia”. Es la solucii?n, un escaso con la sonrisa en las labios, que algo sobre chistoso existe en lo que esta sucediendo desplazandolo hacia el pelo, sobre todo, como esta sucediendo… El camarero, logicamente, no da credibilidad a lo que le dicen y ve.

Aunque seri­a de este modo: ?quien era Chema? Un pater locamente enamorado de su esposa, asi­ como sobre sus hijos, y no ha transpirado de las colegas, y sobre sus hermanos y parientes. Asi­ como, sobre todo, sobre Dios. Un padre que provoco un tsunami espiritual en todo el mundo.